logo peterson

Pipas Peterson

Peterson es sin duda la marca de pipas más famosas en todo el mundo, con miles de opiniones positivas para sus pipas.

Sherlocks Holmes y Drácula son las series más conocidas, pero no dudes en comprar una pipa de otra serie si te gusta ya que también disfrutarás al fumar.

Pipas Peterson de Edición Limitada

Series de Pipas Peterson

Probablemente este sea el catálogo de Peterson con más modelos de la red, con todas las pipas que hay seguro que encuentras la pipa con el precio y calidad que buscas.

Historia de las Pipas Peterson

Heinrich Kapp y Friedrich Kapp comienzan esta historia. Dos hermanos alemanes que abrieron un negocio de pipas de fumar en Dublin (Irlanda) en 1850.

Quince años más tarde, en 1865, abrieron una tienda en Grafton Street a la que llamaron Kapp Brothers. Hasta aquí todo normal, pero en 1875 se unió Karl Peterson y la empresa pasó a llamarse Kapp & Peterson.

Peterson nació en Riga (Letonia) pero se cambió el nombre a Charles Peterson, la versión británica de Karl. Este hombre creó la leyenda de las Peterson, que se hicieron famosas en Reino Unido y en Norteamérica.

Patentó la cazoleta System en 1890 en Reino Unido y un año más tarde en Francia.
Más tarde en 1894 patentó la cazoleta más la boquilla en Estados Unidos. Naciendo así las pipas Peterson System.

La boquilla evolucionó dando lugar al P-Lip, registrada en 1898, que es la que se usa hoy en día.

Los objetivos de Peterson eran dos, que ningún fumador se quedará sin su pipa y ofrecer la mayor calidad. Por eso las pipas Peterson son funcionales y con un precio que todo el mundo puede asumir. No son las pipas más caras, pero si las mejores en cuanto a calidad para fumar.

Con el nacimiento y expansión de los cigarrillos, los fumadores de pipa iban siendo menos. Al inconveniente anterior se añadió que empezaron a haber muchos artesanos independientes creando pipas talladas con formas raras que sorprendían a los fumadores.
Peterson se mantuvo fiel a su filosofía y siguió creando pipas de estilo clásico y funcionales, con lo que a la hora de fumar siempre ganaba una pipa Peterson. Esto permitió a la marca seguir adelante.

En 1992 la empresa fue comprada por Tom Palmer, dueño actual. Al año se venden 200.000 pipas Peterson. Nada mal para estos tiempos.