Pipas de Mazorca de Maíz

Las pipas de maíz, también conocidas como Corn Cob, son frescas para fumar y en verano son toda una delicia. Es verdad que no le dan al tabaco todo su esplendor, pero dan un toque dulzón al fumar que solo se consigue con estas pipas.

No encontrarás pipas más baratas que las de maíz, así que comprar una es una buena idea para ver si nos gusta fumar en pipa. Sin duda de las mejores opciones para los principiantes.

Mejores Pipas de Maíz para Fumar

Como limpiar una Pipa de Maíz

Es muy importante dejar el carboncillo inicial que traen las pipas en este tipo de material ya que son algo inflamables. Así que a la hora de limpiarlas después de fumar también tendremos que dejarle esta capa.

Algunas coleccionistas ponen una capa de yeso o escayola, de esta manera no se queman nunca. En las dos o tres primeras fumadas tienen un sabor raro, pero luego todo normal.

Para limpiar una pipa siempre tenemos que esperar a que se enfríe, y en las de maíz es preferible esperar unos tres días a que se seque para volver a utilizarla.

La manera en la que se limpia es similar al de un pipa de madera, usamos un limpiapipas por el tubo, preferiblemente sin alcohol. El hornillo se limpia de una manera diferente, si doblaramos el limpiapipas haciendo un lazo se quedaría fibra incrustada en la pared ya que es rugosa.

Se debe usar un cepillo de dientes, cortando las puntas con unas tijeras para usar la zona más dura de las cerdas. Otra opción es usar papel de cocina o una servilleta.

Al guardar nuestra pipa tenemos que tener cuidado de que el lugar no tenga humedad, ya que el maíz no lo soporta. Además tampoco tenemos que dejarla al sol ya que son biodegradables y se estropean.

Historia de la primera Pipa de Maíz

Se le concede el honorable titulo de creador de la primera pipa de maíz a un granjero norteamericano llamado John Schnarke que vivía en Missouri.
Este hombre creó una pipa muy rudimentaria y en 1869 le pidió a un tallador de madera que creara una mejor, con lo que algunos opinan que este titulo le pertenece al tallador Henry Tibbe.

El granjero quedó muy satisfecho con la pipa, por lo que Henry decidió hacer más y ponerlas a la venta en su tienda. Resulto ser un producto estrella ya que se tardaba menos tiempo en vender una pipa de maíz que en fabricarla, así que Henry empezó a dedicar todo su tiempo a hacer pipas de maíz.

En 1907, la compañía Tibbe & Son se convirtió en la Missouri Meerschaum Company. Su fábrica es la más antigua y la que más pipas produce, siendo las pipas de maíz de Missouri Meerschaum las de mayor calidad del mundo.

Esta fábrica hizo famosa a la ciudad de Washington, más conocida como la capital de la pipa de maíz.